Elie Metchnikoff, de nacionalidad rusa, recibió el Premio Nobel de Fisiología por sus trabajos sobre la inmunidad en el año 1908.

Descubrió que ciertas células aisladas digerían partículas que él había introducido en el tubo digestivo de las larvas de peces con las que estudiaba. A estas células las llamó fagocitos, y más tarde los identificó como glóbulos blancos que formaban la primera línea de defensa contra las infecciones en los seres vivos.

Los macrófagos son un tipo de glóbulos blancos que se encuentran en la sangre e intervienen en la defensa del organismo contra sustancias extrañas o agentes patógenos. Se trata, por lo tanto, de células efectoras del sistema inmune. Los macrófagos son los actores principales de la respuesta inmunitaria innata. Estas células circulantes atraviesan las paredes de los vasos sanguíneos y se dirigen a los diferentes órganos y sistemas tisulares, donde se transforman en macrófagos.

Los macrófagos también tienen la capacidad de inducir la respuesta inmune adaptativa.

Cuando los macrófagos fagocitan sustancias extrañas al cuerpo, presentan estos antígenos en su superficie, donde serán reconocidos por los linfocitos. Por lo tanto, los macrófagos juegan un papel importante en la activación de esta respuesta.

Un número bajo de linfocitos, puede llevar a una disminución en el número de células plasmáticas, que son las que producen anticuerpos. La disminución de la producción de anticuerpos puede causar un aumento de las infecciones bacterianas.

Las personas con muy pocos linfocitos tienen  más problemas para controlar ciertas infecciones, en especial víricas, parasitarias y fúngicas. Es posible que las deficiencias importantes en los linfocitos den lugar a infecciones de difícil control. Por eso la importancia, ahora más que nunca, de tomar suplementos nutricionales, para preparar y reforzar los soldaditos; ya que viene la guerra.

“Cuando hablo de soldaditos o soldados, me refiero a nuestras células, a nuestro organismo y cuando hablo de guerra, me refiero a las bombas, el virus, aunque esta vez el enemigo es invisible, no deja de ser una guerra”.

¡Por eso, es mejor prevenir que curar!

A diferencia de China, jugamos con ventaja, ya que tenemos más información sobre los mecanismos de acción relacionados con el COVID-19, parece ser que está relacionado con:

ENZIMA ACE2: presente en los pulmones, riñones, vasos sanguíneos e intestino. Es la vía de entrada a nivel pulmonar y por lo tanto es extremadamente susceptible con personas que toman medicamentos del grupo AINES, como el Enalapril, Ibuprofeno…..

INTERLEUCINA 6 : producida por los leucocitos, los niveles de la interleucina 6 acostumbran estar muy elevados en los casos de neumonía, obesidad, diabetes, enfermedades inflamatorias como la hipertensión, patologías cardíacas, enfermedades autoinmunes u otras como la endometriosis o la depresión. Si quieres saber más sobre tu estado de salud y si eres una persona de riesgo para el COVID-19, la puedes analizar en sangre y también el PCR, que es una proteína que acostumbra a estar elevada a causa de los inmunomensajeros pro-inflamatorios.

LISTA DE SUPLEMENTOS RECOMENDADOS por Sandra

A nivel homeopático, no os propongo ninguno porque sabéis que la homeopatía se administra a través de unos síntomas presentes.  Aunque si sois amantes de la homeopatía como yo, deciros que mi familia y yo tomamos un tubito de Osccilloccinum de Boiron un día por semana.

A nivel de suplementación ortomolecular os propongo esta lista que son responsables de mejorar la respuesta inmunitaria, frenar o disminuir la inflamación y proteger los órganos diana de este virus.

  1. VITAMINA C y D o PRÓPOLIS con vit C
  2. MAGNESIO
  3. MICOTERAPIA (setas)
  4. OMEGAS
  5. ANTI-VIRALES
  6. ZINC y SELENIO
  7. PRE y PROBIOBIOTICOS

Ahora más que nunca la dieta no es suficiente, añade suplementos de altísima calidad con la ayuda de una buena recomendación profesional, que te ayudará a escoger la opción que más te convenga.

Sandra Manzano Jaumandreu

 

Compártelo